M uchos son los reclamos que ofrece Saucedilla para el observador de aves. En primavera un nutrido grupo de aves se reproducen en los humedales incluyendo pagaza piconegra, avetorillo, martinete, garza imperial, garcilla cangrejera e incluso avetoro, espátula y morito; también aves palustres tan escasas como la buscarla unicolor, el bigotudo y el pájaro moscón o rálidos como el llamativo calamón. Elanios y cernícalos primilla destacan de entre las rapaces.
E n invierno nos sorprenderá la observación abundante de aguilucho lagunero y del más escaso aguilucho pálido. Formando nutridos grupos veremos a las gaviotas reidora y sombría, al cormorán grande o a la avefría; también patos como el cuchara común o la cerceta común. El archibebe claro o el andarríos grande hacen aparición en paso y en esta estación del año, al igual que el ruiseñor pechiazul del cual existen algunas citas estivales. Completan este listado la polluela pintoja, la chica y la bastarda, el archibebe oscuro y el porrón pardo, los cuales realizan alguna parada durante sus desplazamientos migratorios.

En Saucedilla convergen 3 zonas de especial protección para las aves:

  • ZEPA COLONIA DE CERNÍCALO PRIMILLA

    Una población de cernícalos primilla (Falco naumanni) conformada por entre 15 y 20 parejas (según el año) aprovechan los mechinales de las fachadas de la iglesia de San Juan Bautista para criar, lo que ha dado al pueblo la designación como Zona de Especial Protección para las Aves “Colonias de Cernícalo Primilla de Saucedilla”.

    Se trata de un pequeño halcón insectívoro ligado a ambientes urbanos y humanizados. Su distribución en Europa es esencialmente mediterránea. Para vivir busca regiones de clima cálido y seco, con ecosistemas abiertos donde la presencia de presas es mayor (grillos, escarabajos, saltamontes, etc.).

    Permanecen en las zonas de cría entre principios de febrero y finales de julio, el inicio de la puesta es en abril y los pollos comienzan a volar a finales de junio. Tras la cría abandonan las zonas de reproducción para marcharse a África (Senegal, Mauritania y otros países centro orientales).

  • ZEPA ARROCAMPO

    arrocampoDeclarado Zona de Especial Protección para Las Aves. El embalse de Arrocampo es el mejor lugar para ver aves palustres en Extremadura. Aquí se localizan las mejores poblaciones regionales, y en ocasiones las únicas, para diversas especies. Es el caso de el calamón común (Porphyrio porphyrio), la garza imperial (Ardea purpurea), la garcilla cangrejera (Ardeola ralloides), el avetoro común (Botaurus stellaris), la buscarla unicolor (Locustella luscinioides) y el bigotudo (Panurus biarmicus).

    La presencia aquí de otras especies más propias de marismas y zonas costeras llama nuestra atención como es el caso de la espátula común (Platalea leucorodia), el morito común (Plegadis falcinellus), la garceta grande (Ardea alba) o águila pescadora (Pandion haliaetus).

    Durante los pasos migratorios la riqueza en especies aumenta con la aparición de ruiseñor pechiazul (Luscinia svecica), también presente en invierno, carricerín común (Acrocephalus schoenobaenus) y las polluelas bastarda, chica y pintoja  (Porzana parva, P. pusilla, P. porzana).

    De entre todos los grupos de aves son las garzas las mejores representadas; también los rálidos (calamón, polluelas, rascón, gallineta, focha). De entre los patos los más habituales son el ánade azulón (Anas platyrhynchos) y el ánade friso (Anas strepera). Son muy numerosos los cormoranes (Phalacrocorax carbo), zampullines (Tachybaptus ruficollis) somormujos (Podiceps cristatus).

    Otras especies interesantes de observación casi asegurada son aguilucho lagunero occidental (Circus aeruginosus), pájaro-moscón europeo (Remiz pendulinus), pagaza piconegra (Gelochelidon nilotica) y escribano palustre (Emberiza schoeniclus).

  • ZEPA MONFRAGÜE Y DEHESAS DEL ENTORNO

    monfragueEl término municipal de Saucedilla está parcialmente integrada en la Zona Periférica de Protección del Parque Nacional de Monfragüe, la Zona de Especial Protección para las Aves “Monfragüe y las Dehesas del Entorno”, la Reserva de la Biosfera de Monfragüe y la Zona Especial de Conservación “Monfragüe”. Conjuntamente vienen a destacar el valor de la dehesa como ecosistema, promoviendo su protección y reconocimiento.

    Este ecosistema está representado en el sector occidental del municipio, siendo formaciones adehesadas abiertas por lo general, predominando la encina de porte medio, entremezclándose con algunas manchas de matorral. Precisamente, por localizarse en Saucedilla la frontera noreste de esta gran unidad ambiental, podemos hablar de un ecotono, donde convergen fundamentalmente dos unidades paisajísticas: la dehesa y el humedal y donde por definición se produce la máxima interacción entre ecosistemas limítrofes.

    Aquí campean las especies más emblemáticas de Monfragüe como alimoche común (Neophron percnopterus), buitre negro (Aegypius monachus), águila perdicera (Aquila fasciata), águila imperial ibérica (Aquila adalberti) o milano real (Milvus milvus) siendo un importante lugar de aporte de alimento.

    Se reproducen especies íntimamente ligadas a este ecosistema como el pito real ibérico (Picus sharpei), el rabilargo ibérico (Cyanopica cooki), el arrendajo euroasiático (Garrulus glandarius), el trepador azul (Sitta europaea) o la paloma torcaz (Columba palumbus).

    Otro gran grupo de pajarillos merodean con actitud inquie­ta por las zonas de matorral como pinzones (Fringilla coelebs), alcaudo­nes común y real (Lanius senator y Lanius meridionalis), papamoscas gris (Muscicapa striata), cogujada montesina (Galerida theklae), escribano montesino (Emberiza cia), pardillo común (Carduelis cannabina), curruca capirotada (Sylvia atrica­pilla) o curruca mosquitera (Sylvia borin).

    Otras especies interesantes de ver por las dehesas de Saucedilla son las grullas (Grus grus) y el escaso elanio azul (Elanus caeruleus) que alcanza en esta tierra una de sus mayores densidades de toda la región.